elquepiensapierde

Saturday, May 20, 2006

Si te quieres divertir con encanto y con primor…

Primero debo informarles que debido al cruento invierno mis labores vacacionales se extienden hasta junio… cuando viajaré al verano en el hemisferio norte y continuaré veraneando.

Espero que los pocos lectores de este blog que me estén extrañando, sepan disculpar mi ausencia, pero debido a la baja conectividad que aún tienen los municipios colombianos he relegado mis reportes vacacionales a los viernes… es complicado conseguir puntos de Internet en muchos de los pueblos recorridos.

Bueno pero para algunos de ustedes, que me extrañan, aparecieron comentarios en cajitas linkeados a este blog… me lo ha o han reportado algunos anónimos en mi cajita, que otros ‘yoes’ han estado visitando algunos o algunas bloguers… bueno hasta han abierto investigaciones, interesados en mi identidad… yo la verdad no he encontrado razones para el alborote en cuestión, pues he recorrido varias cajitas, algunas que frecuentó y otras que no tanto, y no veo ofensas o comentarios pasados de tono que puedan ofender al anónimo en cuestión… en fin, el que me quiera conocer que escriba y pida cita.

Durante las tres últimas semanas estoy dedicado a ver llover en las diferentes regiones del país… Llueve en Guaduas, en Honda, en La Dorada, en Cocorná, en Rionegro, en Medellín, en Santa Fe de Antioquia, en Cereté (ahí disculparán mis amiguitos blogays de Córdoba por no detenerme y hacerles la visita), en San Antero, en Tolú, en Cartagena, en Barranquilla, en el Tayrona… hasta en La Guajira, yo que esperaba que allá con tanto desierto no lloviera, pero tampoco escampa.

Bueno ahora que espero retornar a la sabana atravesando el Cesar y los Santanderes, deseo que no hayan más charcos, goterones, lloviznas, ni granizo… Dicen que en Bogotá ya brilla el sol, pero bueno el Ideam no da esperanzas de verano sino hasta junio.

Y como el que piensa pierde, ya decidí llegar y tomar un avión rumbo al verano en otras latitudes pues como dice Andy Montañez y El Gran Combo “Si te quieres divertir con encanto y con primor sólo tienes que vivir un verano en Nueva York”.

Sólo me duele dejar a mi príncipe de provincia que ha sido el más delicioso compañero de viaje en este mojado periplo vacacional… Sin su visa al día, imposible empacarlo en la maleta. Además como dice el popular refrán “no hay que llevar leña pa’l monte”… Pero bueno, las aventuras principescas serán tema de un próximo post…

Friday, May 12, 2006

Hay cosas que nunca se podrán explicar con palabras

No es exactamente así. Hubo un tiempo en que las palabras eran tan pocas que ni siquiera las teníamos para expresar algo tan simple como Esta boca es mía, o Esa boca es tuya, y mucho menos para preguntar Por qué tenemos las bocas juntas. A las personas de ahora ni les pasa por la cabeza el trabajo que costó crear estos vocablos, en primer lugar, y quién sabe si no habrá sido, de todo, lo más difícil, fue necesario comprender que se necesitaban, después, hubo que llegar a un consenso sobre el significado de sus efectos inmediatos, y finalmente, tarea que nunca acabará de completarse, imaginar las consecuencias que podrían advenir, a mediano y a largo plazo, de los dichos efectos y de los dichos vocablos.

José Saramago

¡Que llegue junio!

El IDEAM asegura que el invierno, con sus inundaciones y derrumbes, continuará hasta junio… Bueno pues a esperar dos semanas más para que el clima se nos componga.
Ésta ha sido una de las más cruentas temporadas invernales de los últimos 20 años, provocando la muerte a más de 116 personas, heridas a 217 personas y la desaparición de 11 personas más; se han provocado 120 deslizamientos, 157 inundaciones y una alerta permanente en los habitantes de las riveras de los ríos Cauca y Magdalena.
Se pide ayuda para más de 5 mil familias, mientras se movilizan los 70 mil voluntarios de la Cruz Roja Colombiana, la Defensa Civil y otras entidades que atienden las emergencias por el invierno.
Se reporta que 12 mil millones de pesos han sido entregados por entidades oficiales en asistencia humanitaria y subsidios de arriendo a las personas damnificadas. Están funcionando 900 comités de emergencia en todo el país por la primera temporada invernal del año.
Los habitantes de las zonas de riesgo deben estar atentos a las instrucciones de los comités de emergencia y estar preparados para desplazarse de inmediato, pues los ríos ya inundan varias zonas, como las 40 mil hectáreas de tierras productivas inundadas en la región de La Mojana, de la que hacen parte municipios de Sucre, Córdoba, Antioquia y Bolívar.
Lo peor de toda esta situación es que Colombia puede esperar peores inviernos de aquí al 2015, pues se están presentando varios fenómenos climáticos: un calentamiento en el Océano Atlántico (que podría durar 10 años) y, desde enero pasado, se está viviendo un inusual enfriamiento del Pacífico, que se concentra en Ecuador y Perú.
Esto, en Colombia, propicia lluvias más fuertes de lo normal en la mayor parte del país. Según el Ideam, es muy probable que incluso estén por venir inviernos tan o más intensos que el actual.
“Los inviernos se mantendrán como este, salvo que se presente un fenómeno del Niño en el Océano Pacífico, es decir, que se calienten esas aguas y la situación que se presentaría sería la inversa”, explica Max Enríquez, subdirector del Ideam.
Por ahora, se prevé que las alertas que se han activado en todo el país se mantengan hasta junio, pues al enfriamiento del Pacífico se suman otras dos fuerzas que provocan los torrenciales aguaceros: el habitual cinturón de nubes que se posa sobre Colombia por esta época, y la segunda, que es inusual, los frentes fríos que están llegando del norte.
Las cifras que manejan los organismos de socorro demuestran que los estragos van en aumento. Y a nosotros los amantes del sol y el verano, sólo nos quedan dos opciones: irnos a lugares más secos del planeta o aprender a nadar para no naufragar en el invierno…
(Información extraída del Diario El Tiempo, Mayo 11 de 2006)

Friday, May 05, 2006

Nostalgias de un veraneante empapado

Esta es una oda a la nostalgia por soles ya idos.
Este es un canto a la sequía de los pastos hoy florecidos por tanta lluvia.

Este es un viento adivinado en el suave movimiento de las hojas, una gota de rocío evaporada en el primerizo y suave rayo de luz que despliega la aurora…

Hoy las añoranzas por el verano están más agudas que nunca.
Y es que entre tanto aguacero y llovizna revientan los recuerdos de balones de colores que rebotan junto a las olas, en los atardeceres de playas naranjas que se fueron con la infancia.

Son castillos de arena construidos sobre promesas rotas con dos frases y baldados de silencios…
Son silencios encastillados en arenas de promesas, que como baldados de frases una tarde se destruyeron sin aviso…
Son sentimientos que resisten desvanecerse en la espesura de la bruma…

Hoy mi espíritu melancólico me devuelve a tierras lejanas, a tiempos idos, a sentimientos esfumados, a nostalgias olvidadas, a personas desdibujadas por la muerte del amor y de la vida.

Sólo espero que mañana amanezcamos con una lluvia de soles y que los arcos irises colonicen estos tiempos de frío y humedad…


PD: No estoy triste, no crean mis queridos amigos… es sólo la ausencia de veranos que me acechen la que me pone nostálgico… ¿Será que escampa antes de volver a la vida real?

La Canción del Verano

Y ésta es la canción de un verano
entre muchos hermosos veranos,
cuando el polvo se alza y danza
y el cielo es un follaje azul, distante.

Y entonces fue cuando vino con las brisas
que se levantan de los arroyos y de sus conchas,
la que cantaba la canción del verano,
la canción de yerbas secas y aromáticas
que arrullaban, cuando a mi lado
la sentía como una tierra que respira
y como un sueño de pólenes y estrellas
que resbalan tibias por la piel y las manos.

Entonces vino saltando
en medio de las brisas y la tarde, en grupo,
y lo primero que vi fue su traje ondeando
a lo lejos a la distancia contra el cielo puro.
Pero desde entonces no tuve ya nunca ojos para su traje.
Y no oí nada más, sino la canción del verano.

AURELIO ARTURO

Friday, April 28, 2006

Vacacionando… ando

Que maravilla de sensaciones las que me han traído estas vacaciones… Luego del Iberoamericano y de su intensidad, dejé el páramo bogotano para refugiarme en casa de mis tíos en tierras más calientitas… pero bueno las lluvias no han dejado que el sol brille y yo acá con mi optimismo característico, siento igual que el verano acecha…

Estas vacaciones y tantas horas en Internet leyendo los diarios virtuales de tantas y tan diversas personas me incitaron a abrir este blog (algo que no habría hecho si el ocio no estuviera invadiendo cada minuto que me pasa)… mero desocupe dirán algunos o deseos de ocupar el tiempo en divagaciones y comentarios.

Y aunque ya estoy por completar dos semanas fuera de la Sabana, la verdad desearía no regresar tan pronto, así me esté perdiendo Eurocine, porque acá en estas calentanas tierras, entre sábanas me he encontrado protagonizando la más deliciosa película… Es increíble que haya llegado pensando en el niño de los ojos tristes y con el plan de encontrarnos por acá, pero ese que era mi Plan A no se concretó (se enfermó su mamá y no aparecerá), luego estaba el Plan B (un bloggercito que habita en las cercanías y que me tira los posts) pero tampoco floreció… y cuando menos pensaba, en medio de tanto desplan, apareció un personaje con aires principescos que se volvió de la noche a la mañana en un Plan AAA transformado en mi Plan XXX…

Y no hemos parado de flotar en medio de la lluvia, mientras las radiaciones del encanto trasforman en arcos irises las molestias invernales… Yo que tanto odio el invierno, hasta gusto le voy tomando a tanto aguacero y llovizna, pues el frío siempre es una disculpa para que el provincial príncipe me invite a diario a calentar el ánimo…

Maravillosas vacaciones… con amor de verano incluido, bueno con amor invernal para ser exactos (esto del fenómeno del niño y de la niña es tan tenaz que hasta genera cambios idiomáticos). Pero ya el retorno se acerca, el príncipe seguirá en su provincia, yo volveré al cotidiano bogotano con su acelere sabanero, regresaré a los amaneceres de placeres solitarios mirando desde el balcón como las palomas cruzan un cielo que anhelo azul, mientras el estío se agazapa entre tantos recuerdos, vigilando y a la espera de que la lluvia se detenga…

Me imagino desde ya cómo extrañaré el acelere entre sábanas que me está dando de arrunche el príncipe provinciano.

Monday, April 24, 2006

Manual – Cuestionario para aclarar situaciones

Cómo hacer para que el otro no vaya más rápido de lo que mi corazón late…
Cómo hacer para que mi corazón no corra veloz tras una ilusión…
Cómo hacer que las ilusiones no se mueran y por el contrario renazcan…
Cómo renacer, cuando las ilusiones ya hace rato se apagaron…
Cómo apagar los sueños del otro sin hacer daño…
Cómo no hacer daño si tus sueños e ilusiones están en otra parte…
Cómo estar en otra parte si tus sueños hace rato dejaron el camino y se fueron por una vereda…
Cómo seguir por el camino sin tomar la vereda…
Cómo echar atrás las decisiones tomadas sin que ningún corazón se lastime…
Cómo decidir entre retener y dejar partir…
Cómo partir sin lastimar ilusiones…
Cómo luchar por sueños compartidos, sin salir corriendo tras vagas ilusiones…
Cómo no seguirle el juego a quien te genera ilusiones…
Cómo darle solución a tantos cómos…
Cómo no ayudar responder estas dudas, si todos las hemos tenido un día…
Como no me ayuden a solucionar mis cuestiones los dejo por fuera de mis blogiafectos…

Saturday, April 15, 2006

Me basta la compañía de aquellos a quienes amo

De niño tuve muy pocos amigos, de hecho los pocos que tuve los heredé de mis hermanos mayores; llegaron a mi vida igual como llegaron también la ropa de Daniel, los juguetes de Marcos, los libros de Laura... son tantas cosas las que se resisten a dejar nuestra casa que se van impregnando de recuerdos, al pasar a los hermanos menores o de padres a hijos... Y bueno, los amigos que me quedaron de mis hermanos, llegaron como las cosas, un poco gastados y no dejaron nunca de verme como el hermanito menor...

En la primera etapa del colegio fueron pocos los compañeros que cultivaron conmigo la amistad; allí lo que hicimos fue compartir los afanes académicos, los partidos de fútbol y baloncesto en el recreo, las tardes de coro, pero muy poco de nuestra intimidad... la verdad eran tiempos tan apáticos a la vida que no me hizo falta la amistad...

Pero al llegar la adolescencia el mundo empezó a bailar en otro ritmo y me costó bastante lograr ubicarme en la pista de baile correcta... tuve dos novias finalizando la pubertad, luego conocí las delicias del amor con mi género y el mundo pareció caerse en medio del frenesí y la felicidad que me producía este extraño y nuevo sentimiento...

Y todo esto sin la complicidad de los amigos, sin los consejos y regaños de quienes te ven como a un hermano... todos estos sentimientos llegaron a mi vida sin tener un refugio al que acudir cuando la noche de las ausencias apareció en el portal de mi juventud... Habría sido más fácil sobrellevar los primeros adioses del amor de haber contado con amigos y amigas que te escucharan divagar sobre lo que pudo haber sido y no fue, que me abrazaran en las tardes en que un mar de pena inundaba mi rostro...

El tiempo pasó, las amigas de verdad aparecieron y me dediqué a abonar los afectos en todos aquellos que compartían conmigo las verdaderas ganas de vivir y de sentir... el deporte, el teatro, la lectura, el cine, las ciencias, el campo y la música fueron cómplices para enganchar personas en mi vida... Hoy pasado el tiempo pienso en lo que sería de mi, si no hubiese descubierto a tiempo los valores de la amistad y de la vida compartida.

Me declaro sin miedo el mejor amigo de mis Amigos (y hago el esfuerzo para que me sientan así) y lo hago desde la franqueza y la tranquilidad de decir a tiempo lo que siento, de estar en el momento preciso sin buscar el momento justo (porque a veces soy impertinente y digo lo que no les gusta oír), de esperar sus regaños por lo que a veces hago (es bueno que me lo digan, pues de lo que hago jamás me arrepiento), de saber que están allí refundidos en los recuerdos del tiempo o lejanos en la distancia, pero tan cercanos en el afecto...

Lo mejor sería que todos pudieran estar aquí. Los quisiera cercanos a todos, en este segundo y en este lugar. Su compañía me reconforta... hoy son mis amigos de Bucaramanga los que están acá, la semana pasada vinieron de Ibagué, están siempre los amigos que capture con mi afecto cuando vine a vivir a esta ciudad, sé que vendrán otros más a mi vida y más que amor siempre le pido a los Hades que nunca me falten los amigos porque sin ellos vivir sé que es imposible...

La presencia de la otra y el otro es indispensable en mi vida... y eso, que a ratos me declaro un solitario empedernido; son las contradicciones de mi vida, puedo estar solo y disfrutar como nadie el permanecer en silencio y vivir a plenitud los espacios vacíos del no hacer, pero siempre anhelo y permito la compañía de amigas y amigos, su presencia siempre tiene algo de mágico y como dice Walt Whitman en uno de sus poemas: “Hay algo en permanecer cerca de los hombres y mujeres y en contemplarlos, y en su contacto y en su olor, que es grato al alma,/ Todas las cosas son gratas al alma, pero éstas le placen más.”

En este momento, anhelante y pensativo

En este momento, anhelante y pensativo, solitario,
Me parece que hay otros hombres en otros países, anhelantes y pensativos,
Me parece que puedo mirar y contemplarlos en Alemania, Italia, Francia, España,
O lejos, muy lejos, en la China o en Rusia, o en el Japón, hablando otras lenguas,
Y me parece que si yo pudiera conocer a esos hombres los amaría como amo a los hombres de mi propio país,
Oh, yo sé que seríamos hermanos y amantes,
Yo sé que con ellos sería feliz.

WALT WHITMAN

Tuesday, April 11, 2006

¡Vacaciones! ¡Vacaciones! ¡Vacaciones!

Qué bueno el “break” de la Semana Santa: son días de descanso y pereza, de silencios y matracas en las calles, de menos afanes y menos carros, de oraciones y sahumerios, de montoneras en los templos, de veraneantes en el frío capital, de máscaras y filas en los teatros, de rumba y oraciones, de nuevas caras en las calles…

Ya vamos en abril… El 2006 se sacude y el vértigo se apodera de los veloces días rumbo a una nueva Navidad… Será la locha que me producen estas jornadas del NO hacer… De no ir a trabajar… De no pensar en los parciales… De lecturas desordenadas… De no mirar el periódico… De Brandy pa’l frío, sin importar que sólo sea lunes… De mirar pa’l techo… De aplausos y risas en las salas de teatro… De los amigos que llegaron de Cartagena… Del arrunche con los ojos tristes…

Y llegaron los lindos estudiantes de escuelas de teatro de provincia, a apoderarse de las puertas de las salas de teatro, a la espera de la boleta que sobra o del portero que a escondidas, y tras una sonrisa, les dé el ¡Ábrete Sésamo! a una obra de teatro en húngaro o ruso…

Que tiempos aquellos en que parados en las puertas de una sala, mendigábamos boletas… éramos felices, a pesar del frío que helaba nuestros huesos mientras el timbre de la sala anunciaba: “El espectáculo comenzará en cinco minutos”; éramos felices cuando en el último momento los tiquetes llegaban a nuestras manos y podíamos soñar despiertos un par de horas en la oscuridad de la sala… allí olvidábamos que éramos pobres y vivíamos lejos (pues nuestro único primo en Bogotá vivía en el sur, por la Caracas abajo, y no tenía agua caliente), olvidábamos todo el esfuerzo vivido para viajar a Bogotá…

Éramos felices y sigo siendo feliz: aunque ya no vivo en la tierrita y soy otro habitante más del Distrito Capital, aunque tengo ducha eléctrica en mi casa y tenemos Transmilenio, aunque ahora tengo abono al Iberoamericano y puedo ver (gracias a un amigo que me ha regalado cortesías) como tras un gesto mío, se ilumina la carita del estudiante de teatro de provincia que ansioso pasa conmigo a la tibieza de la sala…

Ahhh, las vacaciones dan para mucho… sin duda son mejor sin planes, dejándose llevar por los momentos que pasan… Aunque hay otros prefieren no pensar ni dejar para el último momento los detalles… En el estrato seis las discusiones se centran en que si se va a la playa o a la montaña; la clase media discute que si a la casa de la mamá en tierra caliente o donde la suegra en ese pueblito; y los pobres y empobrecidos (o sea, la mayoría) que si van de septimazo por las siete iglesias o si se arrodillan rumbo a Monserrate el Viernes Santo.

Pero todos van felices… espero que al menos tranquilos, dejando que la Semana de vacaciones pase, mientras por el balcón de mi casa revolotean las palomas en busca de migajas y por la calle de enfrente veo pasar un grupito de adolescentes de provincia; en la alegría de sus voces presiento que van en busca de un espacio frente a la puerta de un teatro…